Compartir esta publicación

Otras

Gripe y Resfriado: El Resfriado Común

Gripe y Resfriado: El Resfriado Común

¿Qué es el resfriado común o catarro?

El resfriado común o catarro es una enfermedad infecciosa leve de origen viral que afecta al sistema respiratorio superior. La pueden padecer personas de todas las edades y es muy contagiosa.

Está causada por una variedad de más de 200 tipos de virus diferentes, de los cuales los más frecuente son el rinovirus (30-50%), los coronavirus (10-15%), virus influenza (5-15%), los virus parainfluenza humano, y los virus sincitial respiratorio, adenovirus, enterovirus, y metaneumovirus.

Esta gran variedad de virus causantes del resfriado común es la responsable de que no sea posible la vacunación preventiva para el resfriado.

Diferencias entre el resfriado y la gripe

Aunque tanto la gripe como el resfriado son enfermedades virales y con algunos síntomas parecidos, son enfermedades muy distintas. La gripe es una infección viral más grave con síntomas como fiebre y dolores musculares.

En esta Tabla se diferencian los síntomas de ambas enfermedades

Síntomas del resfriado

Los primeros síntomas aparecen progresivamente después de un periodo de incubación de 2 a 5 días. Estos son: irritación nasal, dolor de garganta, congestión nasal y ocular, secreción nasal, mucosidad, estornudos y tos.

La secreción nasal es acuosa al principio, y se hace más espesa a los 2 ó 3 días, cuando los síntomas generales van mejorando. Los síntomas generales desaparecen en 5-7 días, aunque la tos puede persistir aproximadamente 2 semanas.

Suele existir también un cierto grado de malestar general, febrícula, dolor de cabeza y dolores musculares. En niños menores de 3 años puede haber fiebre alta, vómitos y disminución del apetito.

Los síntomas del resfriado suelen desaparecer espontáneamente en 7 a 10 días, si bien algunos síntomas pueden permanecer hasta tres semanas.

Complicaciones del resfriado

Habitualmente, los resfriados comunes suelen resolverse en una semana, pero en ocasiones puede haber complicaciones. Las bacterias normalmente existentes en las vías respiratorias pueden producir una infección al aprovecharse de la situación de debilidad del sistema inmunitario.

Las complicaciones de un resfriado común pueden ser:

Otitis media aguda: debido a la infección del moco que llega al oído, produciendo fiebre, y dolor de oídos.

Sinusitis: por infección del moco contenido en los senos. Se caracteriza por secreción nasal amarillenta o verdosa de más de 10-15 días, fiebre, dolor de cabeza y facial.

La aparición de vegetaciones adenoideas, sobre todo entre los 4 y los 6 años de edad, puede producirse debido a catarros de repetición.

Infección de vías aéreas bajas: bronquitis, neumonía o bronquiolitis en el lactante pequeño, con fiebre elevada que dura más de 3 días, dificultad respiratoria o rechazo del alimento en el bebé pequeño.

Cómo prevenir los catarros

Debido a la gran variedad de virus causantes del resfriado común, la vacunación es inviable.

El resfriado común se transmite por medio de gotitas muy pequeñas de saliva que el paciente expulsa cuando tose, estornuda o simplemente respira. Por lo tanto, la mejor manera de evitar un resfriado es evitar el contacto cercano con los enfermos. Así pues, debe evitarse pasar mucho tiempo en un lugar cerrado con personas infectadas o en contacto cercano con ellas.

Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca con los dedos posiblemente contaminados.

El uso de mascarillas, habitual en países asiáticos, no parece ser útil si no es el propio paciente quien la lleve.

Dormir lo suficiente, evitar el estrés, llevar una alimentación equilibrada y evitar el exceso de consumo de alcohol, hará que nuestro sistema inmunitario se mantenga en las mejores condiciones para defenderse del contagio.

Fumar prolonga el proceso de curación en al menos tres días.

La exposición prolongada al frío o la humedad (lluvia) parece ser sólo un mito, según los resultados de los estudios científicos realizados sobre este tema. Sí es cierto que los catarros son más frecuentes en las épocas frías del año, pero es posible que sea porque en estos meses es más frecuente permanecer en espacios cerrados. También se sabe que durante las épocas frías del año, las vellosidades que recubren la mucosa del tracto respiratorio superior no se mueven al ritmo necesario para evitar la entrada de gérmenes.

Tratamiento del resfriado

Ningún tratamiento ataca al virus responsable directamente, por lo que no existe un tratamiento específico para el resfriado. Los tratamientos disponibles son sintomáticos, es decir, sirven para aliviar los síntomas.

Los tratamientos disponibles para el resfriado común son:

Analgésicos como el paracetamol o ácido acetilsalicílico (AAS o aspirina). El AAS está contraindicado en niños y adolescentes para evitar la aparición del síndrome de Reye, una complicación poco frecuente pero grave en la que se afecta el hígado y del cerebro.

Mucolíticos (Acetilcisteína), que reduce la viscosidad de las secreciones mucosas, facilitando su expulsión y evitando la llegada de posibles complicaciones por la acumulación del moco

Descongestionantes nasales que reducen la inflamación de las vías nasales (pseudoefredina)

Antitusígenos (combaten la tos) como cloperastina, destrometorfano o codeína. Es importante tener presente que la codeína está contraindicada en casos de insuficiencia respiratoria.

Antihistamínicos que reducen la secreción de moco (goteo) y la congestión nasal. Debe tenerse en cuenta que muchos de ellos producen somnolencia.

Existen productos comercializados que contienen varios de estos fármacos juntos, por ejemplo analgésico y antitusígeno o paracetamol más acetilcisteina.

Los antibióticos son ineficaces contra el resfriado común, ya que el responsable de la enfermedad es un virus. Su uso no controlado no mejora la evolución de la enfermedad y favorece la aparición de resistencias bacterianas al antibiótico mal empleado.

La ingestión de gran cantidad de líquidos, especialmente calientes, y permanecer en un ambiente cálido y seco puede aliviar los síntomas

Compartir esta publicación

Deja un comentario